El concurso de acreedores y la importancia de "presentarlo a tiempo"

El concurso de acreedores y la importancia de “presentarlo a tiempo”

Es algo monótono en nuestras entradas y publicaciones recomendar siempre, que una de las claves para las empresas con dificultades económicas, es hacer uso de los instrumentos que el ordenamiento jurídico pone a nuestra disposición, y una de esas herramientas es “solicitar el preconcurso/concurso a tiempo“.

En esta nueva entrada, queremos hacer referencia a un testimonio real, publicado en el periódico económico “Expansión” el pasado miércoles 15 de febrero  que se llama “¿Por qué las empresas no presentan concurso de acreedores?” y trata sobre una empresaria cuya promotora atraviesa serias dificultades económicas y comienza un proceso de negociación con entidades financieras, proveedores, trabajadores y clientes.

Al igual que le ha pasado a infinidad de constructoras y promotoras, las dificultades de esta empresaria comienzan en 2008. Por tanto, comienza la crisis inmobiliaria y las negociaciones con las entidades financieras se complican ya que las tasas de morosidad se incrementan, los bienes inmuebles propiedad de los bancos se multiplican día a día, el sector financiero se debilita de forma insostenible y es necesaria la intervención del gobierno para evitar un bloqueo del sector financiero español.

En este vídeo, se hace un breve resumen de la crisis del sector inmobiliario.

Continuando con el bloqueo del sector, el gobierno crea la SAREB “Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria” conocido como “Banco Malo”. Éste aparece como una nueva Entidad Financiera con la que hay que negociar, según la protagonista del artículo del diario Expansión.

A continuación, os mostramos su vídeo de presentación.

Debido a que SAREB, de forma habitual, no negocia de forma directa, la empresaria tuvo que solicitar preconcurso.

Resulta muy contradictorio, que una entidad que “nace” como reestructuración, haga de impedimento constante para la resolución de infinidad de casos y opte, por la acumulación de activos “tóxicos” y no por la eliminación y venta de los mismos.

Entonces, llegamos al momento crucial, solicitar el preconcurso/concurso a tiempo, es verdaderamente importante ya que la empresa puede salir adelante y por tanto necesita de ciertos apoyos y negociaciones que el concurso permite.

Una vez más, desde Concursales Online les recomendamos:

  1. Si su negocio presenta serias dudas de viabilidad o diversas dificultades económicas y financieras, utilice las herramientas jurídicas a su alcance.
  2. La negociación previa con sus acreedores es vital para la viabilidad de su negocio, ya que existen varios procedimientos para “salir del bache” (renegociación de deudas, aumentar plazos…). Utilice los medios que el Ordenamiento Jurídico le ofrece.
  3. Déjese aconsejar por profesionales y expertos en la materia. Ellos resuelven casos como el suyo a diario y le aconsejarán y ayudarán en lo que necesite.
  4. Si su negocio hoy por hoy no es viable, solicitar el concurso voluntario puede ayudarle a que un día próximo si lo sea.
  5. Y sobre todo, actúe siempre con legalidad y obre de buena fe, en torno a los códigos de buenas prácticas empresariales ya que, la Ley de Segunda Oportunidad es la única vía legal para comenzar de nuevo.